• Actualidad EUMFrayLuis

El deporte... ¡sí importa! (16/03/2018) Destacado

 

EL DEPORTE… ¡SÍ IMPORTA!


Este año, nuestra Escuela cuenta con una presencia importante de alumnos altamente comprometidos con el deporte. Hemos entrevistado a tres de ellos para que nos cuenten por qué el deporte, sí importa.

Jorge del Barrio García, estudiante de 2º de magisterio en Ed. Primaria y atleta de triatlón


Mis deportes preferidos son la natación el ciclismo y el atletismo. El triatlón es el deporte que realizo con más frecuencia. Al tener tres deportes en uno mismo, eso me complementa y hace que no sea tan aburrido como realizar un solo deporte. Compito en triatlón a nivel nacional, provincial y local, pero más a nivel nacional.

Desde pequeño jugaba al fútbol sala. Luego jugué al baloncesto durante cinco años hasta que, por casualidades de la vida, un día un amigo me enseñó el triatlón y desde que empecé no paro de hacer triatlón. Cada día con más metas propuestas para este gran deporte, del que estoy enganchado.

Creo que los valores de la práctica del deporte son sobre todo el compañerismo, el respeto, la sana competitividad contigo mismo y con tus compañeros, la admiración por otras personas... Y también respecto al estudio, el deporte te da esa relajación que necesitamos para afrontarlo.

Como recomendación, diría a los jóvenes universitarios que realicen deporte, porque siempre hay tiempo para hacer algo de deporte, que te ayuda a despejarte mentalmente y también te ayuda a cuidar tu cuerpo.

Para un maestro, además, el deporte aporta beneficios tanto físicos como mentales y creo que cualquier profesor, siendo o no especialista en la materia de Educación Física, tendría que motivar a los niños a realizar cualquier deporte.

Sara Alonso Roig, estudiante de 2º de magisterio en Ed. Primaria, jugadora y entrenadora de voleibol


Mis deportes preferidos son voleibol y equitación.

El deporte que más practico es el voleibol. Compito en segunda división femenina regional en voleibol.

Empecé a jugar al voleibol en primero de la ESO. A los dos años me seleccionaron para el equipo federado de la UVA. Comencé en categoría cadete, pasé a la categoría juvenil y actualmente sigo jugando en ese club en la categoría senior.

En cuanto a valores se refiere, el deporte implica compañerismo, compromiso, responsabilidad y organización, entre otros.

A los estudiantes de nuestra Escuela les recomendaría que practicaran deporte, ya que el deporte te aporta muchas cosas y puede ser una vía de escape a la hora de relajarse o evadirse sanamente del ambiente de estudio. Aparte de que el deporte te proporciona disciplina.

El deporte aporta todos los valores dichos anteriormente. Pero lo más importante es que aporta disciplina y responsabilidad, dos valores muy importantes para un maestro.

Laura Pérez Sendin, estudiante de 1º de magisterio en Ed. Primaria, jugadora y entrenadora de voleibol


Mis deportes preferidos son el voleibol y el bádminton. En realidad, el deporte que practico es el voleibol. Compito en voleibol a nivel local, provincial, autonómico y en ocasiones a nivel nacional e internacional, debido a torneos o campeonatos. Comencé haciendo baloncesto en primero y segundo de primaria pero no me gustaba nada. Al final en tercero de primaria mis amigas me convencieron para que me apuntase con ellas a voleibol ya que la gran mayoría estaban inscritas. Me apunté y me encantó ese deporte. A día de hoy llevo 11 años jugando y ha sido un progreso muy gratificante. Cuando era cadete se podría decir que me apasioné del voleibol y lo viví de manera diferente, a partir de ahí la mitad de mi vida era y es el voleibol y empecé a ser muy responsable con ello.

Los valores que puede comunicar el deporte son las responsabilidad, el respeto, el esfuerzo, las ganas de aprender y de mejorar, la superación y sobre todo pensar en lo colectivo y no en lo individual, algo muy importante en los deportes de equipo que, sin duda, marca la diferencia. Tener la mente positiva, y desechar los fallos rápidamente, pero también aprender de ellos, ya que si le sigues dando vueltas al fallo anterior durante el partido volverás a fallar. También importa la confianza, tanto en una misma como en nuestras compañeras.

A los jóvenes de hoy les recomendaría que, si practican algún deporte, que no lo dejen, que hay tiempo para todo. Y si no practican ninguno, que se animen a hacerlo, ya que nunca es demasiado tarde y tiene muchas ventajas, como los valores que te da y que te hace crecer como persona sin darte cuenta.

El deporte aporta a un maestro otro tipo de formación, también una manera de acercarse a los alumnos ya que pocos suelen ser a los que no les gusta la Educación Física. También la manera de entender mejor a los niños en un ambiente colectivo y potenciar el trabajo en grupo.

Gonzalo Vergara Vázquez, estudiante de 1º de Magisterio en Ed. Primaria y entrenador de Judo


Mis deportes preferidos son el Judo, la natación y el curling. El deporte que practico principalmente es el judo, ya que desde pequeño comencé y es lo que más me gusta hacer. Pero no compito. Mi afición en el judo es enseñar lo que a mí me han enseñado. Probé las competiciones de pequeño y las impresiones que yo tuve no fueron de mi agrado, desde ese momento vi que mi afición por enseñar mis conocimientos es lo principal.

Desde muy pequeño empecé con el judo en mi cole, en él, lo único que hacíamos era “Jugar”, cosa que no estaba mal pero que no servía de mucho.

Tras un cambio importante de profesor, el nuevo sí que nos enseñó y fue cuando yo me interesé más por dicho deporte. Al terminarse mis años en primaria, los profesores me llevaron al gimnasio donde yo entreno actualmente y desde ese momento comenzó realmente mi afición por el judo. Mi aprendizaje aumentó y al ver que conseguir el cinturón negro no era complicado solo había que trabajarlo. Años después conseguí lo que de niño no me esperaba y fue el “Cinturón Negro”. Ahora mismo me estoy preparando el Cinturón Negro 2ºDAN y si puedo también me preparare para la titulación de Maestro de Judo.

Yo creo que el principal valor que trasmite el deporte a un estudiante es el respeto, necesario en cualquier trabajo que se vaya a realizar tras los estudios universitarios. Otros valores que se trabajan son el esfuerzo, la ayuda al compañero.

Yo recomiendo siempre el trabajo deportivo, no como un deporte en concreto sino el ejercicio físico. Ahora mismo es necesario el ejercicio ya que no nos podemos apalancar en la silla. Somos gente joven que necesita ese deporte para despejarse, relajarse, y tras realizarlo puede hasta el estudio ser de más efecto, porque tu cuerpo está ansioso de más conocimiento. El deporte para un maestro es principal e importante ya que si tienes una forma física correcta junto con una buena alimentación, la acción de impartir una clase se realizará de una mejor manera.

Además, tu mente estará preparada para cualquier situación que se presente.

Paula Ortega González, estudiante de 1º de Magisterio en Ed. Primaria y entrenadora de Gimnasia Rítmica


Me gustan todos los deportes, pero mis preferidos son la gimnasia rítmica y la equitación, ya que son a los que me he dedicado. Ahora mismo no practico ningún deporte pero siempre hago ejercicios que me ayudan a mantenerme en forma. De vez en cuando retomo la gimnasia rítmica por no perder la flexibilidad del todo, y con más frecuencia sigo montando a caballo.

Competí en gimnasia rítmica a todos los niveles, llegando a nueve campeonatos de España. En equitación competía en la modalidad de salto a nivel provincial y regional. Desde muy pequeña iba a natación, pero una amiga mía se apuntó a gimnasia rítmica y me convenció para que me apuntara yo también. A la vez que hacía gimnasia iba a natación y a judo hasta que decidí dedicarme únicamente a la gimnasia. Varios años después empecé con la equitación y compaginaba ambos deportes, pero tras sufrir una grave caída en la que me fisuré varias vértebras, tuve que dejar de hacer deporte durante un tiempo. Al recuperarme cogí miedo y solo me dedicaba a montar, dejé el salto de obstáculos, pero seguí con la gimnasia rítmica. Los Nacionales se acercaban y no podía correr el riesgo de volverme a caer montando a caballo y que se me volvieran a abrir las vértebras, por lo que dejé la equitación y seguí con la gimnasia rítmica hasta el año 2015, en que me retiré. Actualmente soy entrenadora de gimnasia rítmica. Dispongo de los tres niveles de entrenadora de gimnasia rítmica, lo que me permite entrenar a nivel Nacional e Internacional.

El deporte comunica valores como el compañerismo, el respeto, la disciplina, la superación, el esfuerzo, la capacidad de sacrificio, etc. Además de ser algo beneficioso para la salud considero que es una forma de evadirte, de mantenerte en forma y de disfrutar haciendo algo que te gusta, en el caso de que se así.

El deporte aporta a un maestro valores necesarios para cualquier persona y que puede enseñar a sus alumnos. También aporta un bienestar físico, trabajo en equipo, forma de evasión, etc.

Marcos Casado Sánchez, estudiante de 1º de Magisterio en Ed. Primaria y Atleta Nacional de Atletismo


Mis deportes favoritos son el atletismo, la escalada y el baloncesto. Entreno todos los días, por lo tanto estoy algo limitado a practicar otros deportes pero siempre que tengo descanso o tiempo libre juego al tenis/pádel con amigos, juego al baloncesto o me escapo a la montaña. Compito en atletismo donde mi especialidad es el mediofondo (800m, 1500m) y compito a nivel nacional.

Desde que tengo conciencia he crecido haciendo deporte. Empecé jugando a baloncesto con 3 años, en la cantera del equipo de mi ciudad, y desde entonces no he parado de hacer deporte. He jugado y competido a voleibol, tenis, baloncesto, escalada, gimnasia deportiva e incluso rugby pero no ha sido hasta 2014 cuando me dedique totalmente al atletismo.

Yo pienso que "Deporte es igual a valores" y esos valores que tiene el deporte creo que son muy importantes, te hace más organizado y disciplinado y siendo un hábito saludable, rompemos el pensamiento social de que el universitario sólo sale de fiesta. Además está demostrado científicamente que la práctica deportiva favorece al estudio.

Recomendaría a otros jóvenes universitarios que saquen una hora al día para hacer deporte. No hace falta competir para hacer deporte ya que lo importante es mantener un modo de vida sano y de esa forma también utilizar el deporte para desconectar de la rutina y el estrés del estudio.

Para un maestro o para cualquier persona, el deporte te ayuda a afrontar mejor ciertas situaciones que se nos presentan en la viday no hace falta una meta o un objetivo, sólo superarnos a nosotros mismos como dice el lema olímpico: "Citius, Altius, Fortius" que significa: "más lejos, más alto, más fuerte"...

Ese espíritu yo creo que es el mejor que podemos tener presente y de esa forma ser un buen ejemplo como maestros.

Patricia Sánchez Llorente, estudiante de 1º de Magisterio en Educación Primaria, gimnasta rítmica de competición, entrenadora y juez


Aunque de pequeña me apunté a tenis, mi deporte favorito es la gimnasia rítmica. Actualmente soy entrenadora y gimnasta a nivel nacional. En realidad, mi pasión a este deporte se lo debo a mi hermana, ya que me pasé mi primer curso de primaria viendo cómo entrenaba ella en el cole. Me gustaba ver cómo hacían ejercicios que a mí en ese momento me parecían increíbles, así que al año siguiente me apunté y tres años después me apunté al club en el que entreno ahora. Podría decirse que llevo 13 años ligada a este deporte.

Algunos de los muchos valores que puede transmitir este deporte son el sacrificio, autodisciplina, voluntad, superación. Debemos ser exigentes con nosotras mismas, aceptando nuestras limitaciones y teniendo paciencia para así mejorar poco a poco. Una de las cosas más bonitas que te puede aportar también es el compañerismo, poder apoyarte en tus compañeras y ver que sois un equipo.

Opino que todo el mundo debería practicar un poco de deporte ya que en mi opinión, es una forma de evadirse un rato y desconectar. Os indico un vídeo a continuación, por si a los lectores les resulta de interés. Lo hizo la Real Federación Española De Gimnasia.

Video

Y después de estos testimonios de compromiso con el deporte, os dejamos las fotos del Trofeo Rector 2018. Nuestros alumnos participaron en la modalidad de voleybol femenino, fútbol sala masculino y pádel femenino (¡modalidad en la que quedamos terceros!).

Ver fotos

Leer más ...

Un día del Proyecto ESQUILIA (Febrero / Mayo 2018) Destacado

 

 

El proyecto ESQUILIA, que se desarrolla durante los sábados por la tarde en el Colegio Safa-Grial, tiene como objetivos los siguientes:

·     Conocer la concepción de la familia desde el punto de vista del magisterio de la Iglesia.

·     Seguir conociendo la psicología de los niños y niñas de 6ª 12 años (en nuestro caso, el de las niñas)

·     Conocernos a nosotros mismos, pero en relación con las familias de los niños.

A diferencia del proyecto INVOCO, en ESQUILIA debemos interactuar con las familias de los niños a los que impartimos el taller. Esto nos preparará para dejar a un lado la timidez cuando en un futuro tengamos que hablar con los padres de nuestros alumnos.

Durante la jornada del día 21 de abril, el tema que tratamos en la reunión preparatoria fue: ¿cómo aplicar el hacer-hacer en familia?

Hacer-hacer significa dar responsabilidades a alguien, ya que es la mejor manera de educar la responsabilidad. El Padre Morales decía que algunas personas lo criticaban debido a que encargaba responsabilidades a los jóvenes con la finalidad de educar su responsabilidad.

La dificultad de esto es que es más fácil trabajar como diez que hacer trabajar a diez. En mi opinión esto es cierto, ya que si el trabajo lo realizas tú mismo verás menos fallos que si otros hacen el trabajo por ti, pero en esto radica el hacer-hacer. En dejar al joven que actúe para que asuma responsabilidades, pero sobre todo el riesgo de equivocarse y poder enmendar su error.

Para aplicar esto a la familia hay varias claves:

1. El hacer-hacer implica no desentenderte de tus hijos, hay que afrontar la educación desde el primer momento

2. El hacer-hacer implica exigencia, acostumbrar al niño con suavidad a una disciplina, porque de esa manera lo estamos preparando para el fracaso.

3. Acción, implica “prohibido aburrirse en verano”, el niño tiene que emprender obras por su cuenta.

4. Implica generosidad. Hay que acostumbrar al niño a compartir juguetes y tiempo con los hermanos y amigos.

5. Implica educar en la responsabilidad. Padre y madre reparten tareas y controlan desde lejos. El niño no ha de sentirse observado, ya que así será capaz de efectuar la tarea con mayor libertad.

6. Hacer-hacer ha de implicar corregir, pero hay que saber corregir un defecto dominante, porque los defectos se corrigen lentamente.

 

Después de estas pequeñas pautas tuvimos un pequeño debate sobre las libertades que tienen los niños de hoy en día y sobre cuál sería la mejor solución. Como ya dije, la mejor solución para mí sería educar al niño “con una de cal y otra de arena” para que el niño aprenda que si respeta las normas impuestas podrá conseguir lo que propone, pero todo dentro de unos límites y con unas consecuencias, si estos no se cumplen.

El tiempo pasó muy rápido y las niñas llegaron con sus familias. Había llegado el momento que todas temíamos: enfrentarnos al momento de interactuar con las familias. Abrimos la puerta y salimos, ninguna nos decidíamos a dar el primer paso y acercarnos a hablar con las familias, así que me armé de valor y me acerqué a un padre. Intenté hablar con él, pero por la razón que fuese no tenía muchas ganas de hablar y dejé que la niña entrase para que él pudiese marcharse.

Cuando todas las niñas estuvieron dentro fuimos al gimnasio a jugar a varios juegos. Primero para calentar jugamos a “la araña peluda”, seguidamente jugamos a “sangre” y a “puntos”, y para terminar todas juntas saltamos a la comba.

Después merendamos todas juntas en la sala de las manualidades, y cuando todas habíamos terminado, a las 18:15h empezamos la célula.

Las monitoras nos dividimos por parejas y dividimos a las niñas en grupos de tres y de cuatro, cada grupo nos fuimos a un sitio para poder reflexionar tranquilamente.

Pedimos a las niñas que leyeran el texto. Trataba sobre el Angelito Perico y el valor del orden y la paciencia. Preguntamos a las niñas si para ellas era mejor una habitación ordenada en la que siempre sabías dónde estaba cada cosa o una habitación en la nunca podías encontrar nada. Las niñas dijeron que era mejor la habitación ordenada.

Les pedimos que hiciesen una lista de objetos y el sitio en el que debían estar. Con este ejercicio las niñas entendieron que dejando cada cosa en su sitio podían ahorrar tiempo en recogerlas más tarde y dedicar ese tiempo para ir al parque, jugar o ver la tele.

Después de la célula llegó el momento que todas las niñas estaban esperando, el momento de ponernos manos a la obra con el “slime”.

Preparamos todo y empezaron a mezclar los ingredientes, alguna niña con más paciencia que otra. Poco a poco los “slimes” fueron saliendo, y los que no salían intentábamos arreglarlos o los repetíamos. Me sorprendió mucho la reacción de Saray al ver que a sus compañeras no les salía y se ofreció a ayudar.

Cuando terminamos, las niñas limpiaron la mesa y fuimos hacia la capilla. Carmen Nieto y Cristina Palmero hablaron a las niñas de los valores que nos enseña la Virgen y las niñas leyeron sobre ellos, leyeron sobre la honestidad, la esperanza, el amor…

Finalmente, la jornada había terminado, subimos con las niñas y ellas nos presentaron a sus padres, de esta manera fue más fácil interactuar con ellos. Hablé de cómo habíamos hecho el “slime” y de que ahora que la niña había aprendido a hacerlo podía enseñar a su hermano.

Una vez que todos los padres se fueron volvimos a bajar para reflexionar acerca de la jornada, y nos dimos cuenta de algunos aspectos que habíamos comentado en el debate inicial.

Dimos por finalizada la jornada y volvimos a nuestras casas a esperar hasta la siguiente.

Haz "click" en el siguiente enlace para ver las fotos en flickrVer fotos

Leer más ...

Curso de Prevención de Drogodependencias (2017) Destacado

 

El lunes 06/11/2017 a las 16:00 horas mis compañeros y yo acudimos a un Curso de Prevención de Drogodependencias específicamente dirigido a estudiantes de magisterio y maestros, impartido en el aula 5. Dicho curso fue impartido por Almudena, Educadora Social que trabaja en Proyecto Hombre, concretamente en el Área de Prevención.

Tras haberse presentado ante todos, enseguida nos pasó un test de drogas. Todos, como primera reacción nos extrañamos. Pero no consistía en otra cosa que en pasarlo de manera aleatoria entre nosotros, presentarnos y decirnos en qué damos positivo (en aspectos positivos de la vida, por ejemplo, yo doy positivo en ser soñadora). Y comenzaba así la jornada de cuatro horas interrumpido con un pequeño descanso de 20 minutos a las dos horas.

Primero nos mostró una diapositiva con tres palabras bastante destacadas: “DROGA”, “DROGODEPENDIENTE” y “PREVENCIÓN”, las cuales debíamos definir basándonos en las ideas que teníamos sobre estas. Claramente definí los conceptos con las ideas básicas que tenía sobre estos, siendo así “Droga” una sustancia perjudicial y muy adictiva que puede provocar tu muerte y el no poder ser independiente de esta. “Drogodependiente” es aquella persona adicta a las drogas y que únicamente vive por y para estas. “Prevención” sería el cómo podemos evitar ese contacto con estas sustancias o simplemente evitar ese estado en el que puedas llegar a depender únicamente de las drogas. Después de anotar nuestras ideas, realizamos un pequeño brainstorming de todo el grupo, de donde sacamos las definiciones más correctas para definirlas.

A continuación, nos enseñó un cuadro con diferentes casilleros donde podías leer palabras como tabaco, alcohol, cannabis y drogas. El ejercicio consistía en que entre todos hiciésemos una pequeña aproximación sobre la edad en que se comienza a consumir dichas sustancias y el porcentaje de personas que consumen dichas sustancias. Por lo que pude observar, las cifras que dábamos eran bastante tempranas (edad) y muy elevadas (porcentaje). Pero, para nuestro asombro, no nos alejamos tanto de la realidad, por no decir que incluso en algunos datos dimos justo en el clavo. Vimos que la edad media para el comienzo de la ingesta de alcohol y el consumo de tabaco ronda entre los 13 y 14 años y son como el 76,4 % de los adolescentes los que consumen. Luego, el cannabis está en torno a los 14 -15 años, consumido por el 26,7 % de los adolescentes y, en último lugar, las drogas de síntesis cuyo porcentaje es bastante menor, un 15, 1 % (y la edad en la que se comienza ronda los 15-16 años).

Seguimos con quién consume más, las mujeres o los hombres. Respecto al alcohol está casi igualado, superado por poco por los chicos, mientras que en el tabaco sobresalen las chicas. En el ámbito del cannabis y otras drogas de síntesis son los chicos los que más consumen.

Los datos que estudiamos nos llevaron a hablar de que dichos valores - sobre todo en relación al tabaco y al alcohol - son tan altos por la gran facilidad que tienen los niños a la hora de conseguirlo. Tanto en bares, como en supermercados pidiéndoles ayuda a cualquier adulto irresponsable el cual no piense el impacto que puede tener y que tiene el proporcionarle alcohol a un menor. También la propia monitora, Almudena, nos confesó lo fácil que le resultó a ella caer en la tentación del tabaco ya que empezó muy joven y llegó a arriesgar una amistad por dicha sustancia. Tras dos horas de charla, las cuales resultaron muy entretenidas, tuvimos un pequeño descanso de 20 minutos, el cual nos sirvió a todos para tomar un respiro. Posteriormente, comenzamos las siguientes 2 últimas horas. Almudena comenzó lanzando una pregunta al aire : “ ¿Qué es una droga?” La describió como una sustancia tóxica, que una vez ingerida, crea dependencia y tolerancia. (El síndrome de abstinencia, significa que cada vez necesitas más). Y nos indicó sus vías de consumo, las cuales eran: intravenosa, inhalada, esnifada, vía cognitiva/ mucosa e ingerida. Las drogas provocan que tu sistema nervioso se paralice, y no generes nada placentero. Al contrario, tu cuerpo produce más receptores y luego necesitas tus reacciones, lo que te produce placer, pero no las tienes. Ya explicando que es una droga, las vías de consumo y lo que provoca en nuestro cerebro, nos dio lo que define la OMS como consumo de riesgo en la ingesta de alcohol, y los diferentes niveles según los hombres y las mujeres. Y la clasificación farmacológica de las drogas.

Por último, para finalizar dicha jornada, habiendo transcurrido dos horas desde el descanso, pusimos como conclusión todo lo que habíamos hablado para fijar nuestras ideas. Fue entonces cuando mostró unos gráficos donde se representaba el consumo de alcohol en la comunidad autónoma de Castilla y León y en el resto de España, y otro dato que impresiona es que solamente en Castilla y León se consume más alcohol que en el resto de España. Esto se debe al consumo de vino y se destacó en especial una de las frases que se suele decir: beber una copa de vino diaria es saludable, ya fuera de sí médicamente es o no saludable.

Como conclusión de este día es que todo aquello que te haga adicto y ser independiente a esto, es una droga (el tabaco es una droga, al igual que el alcohol). Y aunque esté bien visto en este país, nosotros como ya conocedores de sus efectos, asumimos una responsabilidad mayor, ya en nuestra voluntad de consumirlo o no. 

Durante la segunda sesión, que tuvo lugar el lunes 13 de noviembre de 2017, comenzamos con un vídeo del humorista Leo Harlem, para mí uno de los mejores cómicos españoles. El tema que trataba no era otro que el de las drogas y adicciones, más concretamente sobre el consumo del alcohol. Él bromea sobre los efectos que este produce. Este pequeño vídeo nos sirvió para realizar un pequeño debate acerca de lo que ocurre en la realidad: por qué la gente llega a beber y por qué bebemos. Llegamos a la conclusión de que muchas veces, por “apuro” consumimos una sustancia. Algunas de las situaciones que incitan a esto pueden estar relacionadas, primeramente con el temperamento de cada uno. En segundo lugar, influye la mentalidad que tengas, es decir, puedes valorarte demasiado o tener una autoestima muy baja. En tercer lugar, el entorno familiar (la situación familiar, la tolerancia, las normas…). En cuarto lugar, los amigos. Este pequeño o gran grupo puede marcar tu futuro, ya que son seres sociales que, al igual que tú, se dejan influir por estos aspectos anteriores y son los que pueden llevarte a que consumas, o no. Otro punto de influencia es el centro escolar y el entorno en que este se encuentre, y para ello voy a contar mi propia experiencia. Mi instituto de Gijón era el único que contaba con bachiller de artes en toda Asturias y Castilla y León, por lo que había gran variedad de personas que viniendo de fuera, se alojaban en pisos del extrarradio donde las condiciones y el ambiente no eran los más adecuados. Yo siempre lo comparo con mi zona, de las más tranquilas de Gijón, y observando detenidamente lo que ocurría en las salidas, todos aquellos que habían estado relacionándose en barrios de trapicheo, en las salidas se dedicaban a vender y no precisamente a los de su mismo ambiente, si no a los de los barrios más tranquilos y de “alta clase”, ya que no les resulta fácil conseguirlo. Con esto quiero decir que no te debes guiar por lo bueno o malo que sea el barrio, ya que allí donde se tienen ciertas sustancias más al alcance, las personas no suelen darse por entendidas y las pasan más por alto. Es así como probablemente tú vas al barrio más vip de Madrid y te encuentras que es también el barrio de más consumo. Después de todo esto, debatimos sobre la duración del alcohol en el cuerpo y las manera en se expulsa. La gran mayoría pensábamos que duraría un día en nuestro organismo o que se expulsa bebiendo agua o haciendo ejercicio, pero eso es un mito, ya que el 2% del alcohol se elimina mediante la orina. Se preguntó el porqué de que cuando vomitas te sientes mejor. La monitora nos contestó que te sientes mejor porque no te sube ya que primero el alcohol se encuentra en el estómago y luego ya sube a la cabeza y a la sangre, entonces al vomitar se considera que has expulsado el que tenías en el estómago y no te sube. El alcohol se elimina sudando, respirando, por el hígado y los riñones. Un cubata dura en la sangre 2 horas y una cerveza 1 hora. Con sustancias como el cannabis, nos encontramos que pueden durar un mes en el organismo y todo aquello que nos dicen acerca de que beber leche disminuye su efecto, es tan solo un mito.

Después de un pequeño descanso, estuvimos hablando sobre los programas universales (que se aplican a todo el mundo) y selectivos (problemas para menores, con problemas económicos, autoestima, etc.) La diferencia entre plan, programa y proyecto es que el plan es más general, como el plan anti-drogas, mientras que el programa es de prevención y es más caro de usar. Además ocurre que los profesores no tienen la formación necesaria para implementar el programa. Por último, el proyecto es la parte más práctica, donde se expone lo visto en el plan y en el programa. Los elementos claves para el éxito de los programas son: el profesor/a, la motivación, la creatividad, el entusiasmo, el uso de herramientas pedagógicas, el manejo de grupo, y la capacidad de trabajo…

Luego estuvimos hablando de los programas que hay en primaria y en la E.S.O y vimos dos tipos: el Discover y el Construyendo. En 5º y 6º curso de primaria y en toda la E.S.O. se usa el Discover, y en 1º y 2º de la E.S.O se usa el Costruyendo. Tienen fundamento teórico y una metodología interactiva con “role playing”, debates, etc. Con esto dimos por finalizado el curso de drogodependencia.

Como reflexión final, aunque me hubiera gustado que se hubiese puesto más en juego la práctica, y que el curso hubiese sido más dinámico para que hubiese captado más nuestra atención, y aunque durante la última hora del curso hemos tratado temas que no tenían directamente que ver con la drogodependencia, sino más bien con cómo actuar como tutor, creo que ha sido un curso muy completo que me ha servido para conocer y aumentar más información sobre estas sustancias. Yo siempre he tenido claro cómo reaccionar ante las drogas, pero me ha ayudado a comprender que no todo el mundo tiene claro su posicionamiento, y que hay personas que no se crían en ese ambiente de ayuda que quizás necesiten para decir “no”. Es por eso que como futura maestra me ha ayudado mucho a discernir qué actitud quiero que adopten mis alumnos y el convencimiento de la necesidad de suscitarles seguridad en sí mismos para saber lo que no deben hacer, independientemente de la sociedad en la que se críen.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS